Val del Omar: entre el documento y el misterio.

En uno de los collages que alberga la exposición “:desbordamiento de Val del Omar” que programa el Reina Sofía hasta finales de Febrero del 2011, queda patente la idea que tiene el cineasta granadino de las “Culturas”. Existe la Occidental, la Oriental y una tercera, representada por una sala de cine en la que puede leerse: “difusa entre documento y misterio”. Ese territorio de extraño encuentro es en el que se sitúa precisamente la obra más conocida de Val del Omar: Tríptico Elemental de España, conformado por las piezas Acariño Galaico, Fuego en Castilla y Aguaespejo Granadino.

Esta obra pudo también verse en la edición de este año del Festival de Sitges seguida del documental Fragmentos para una historia del otro cine español, un repaso por la historia del cine experimental que sitúa en sus orígenes a la figura de Val del Omar como pionero e inspirador en la geografía española de un cine heterodoxo.

Su perfil, como amplía la exposición del Reina Sofía, es el de un innovador en lo material y en lo narrativo, un buscador con su propia cosmogonía cinematográfica que dejó plasmada en escritos y obras. Se puede ver en el museo una recreación del laboratorio de Madrid en el que trabajó y murió y al que llamó PLAT: Picto Lumínica Audio Táctil. Allí trabajaría no sólo con formatos cinematográficos, también con diapositivas, Súper8, los sistemas de sonido que él mismo había inventado -sonido diafónico- o con las posibilidades plásticas del láser. No es casualidad que Val del Omar inventara un término como la mecamística, que resumía su pasión por la mística y por la mecánica, la electrónica y en definitiva la técnica, por la que fue premiado en el Festival de Cannes en 1961 por la obra Fuego en Castilla.

Su obra es -y digo todo esto desde una aproximación muy primaria-, un territorio de difícil clasificación, con un lenguaje interior que parece tratar de transmitir a la vez lo sensible y lo conceptual. Movimientos de cámara, superposiciones de imágenes, bifurcación de la imagen y el sonido, choques diseñados e idas y venidas y vueltas al lugar de partida… La obra de Val del Omar se me antoja errática, críptica, a la vez cálida y con un poso frío tras el latido intencionadamente visceral de cada imagen. Sin duda, llena de curiosos hallazgos visuales, sobre todo en Aguaespejo Granadino, con las bellísimas resonancias entre el agua y el flamenco. Registro de una búsqueda y búsqueda a través de lo material de lo espiritual. Delirante y fantasmagórica, leo la mística en las imágenes pero no la encuentro en la oscuridad de la sala. Quizás no la veo, todavía, pues estas cosas pueden llevar un tiempo. Entreveo un trance que nunca llega a colapsar -hasta el temblor, ansiado- y percibo una constante frustración de las expectativas del espectador que al fin y al cabo me resulta incierta e interesante, propia de esa cinegrafía libre con hambre de éxtasis que escribe un entusiasta de mente libre.

Al término la exposición del Reina Sofía, me resultan más interesantes todos esos “pequeños” trabajos de Val del Omar, de corte más plástico, que la obra más conocida. Esas imágenes de Súper8, las diapositivas en las que ensayaba la aplicación de texturas sobre un rostro de mujer, las telarañas de láser, y en general, ese mundo de inventos, cachibaches, ensayos y errores en el que se movía, y por el que no perdió la pasión.

Adjunto el link de la página de Val del Omar, en la que podéis ver fragmentos de sus trabajos y leer parte de sus textos, entre otras cosas.

http://www.valdelomar.com

¿Qué os parece el cine de Val del Omar?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s